Créditos hipotecarios sin pie: ¿qué son?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Créditos hipotecarios sin pie

Índice de contenidos

Los préstamos que se obtienen para poder adquirir una vivienda lo primero que solicitan es un porcentaje de pago inicial para asegurar la tramitación del proceso. Por tanto, ese valor predispuesto es denominado “pie”. Pero mucho no comprenden de un mundo con el otro y no tienen la capacidad de permitirse ese pago, naciendo los créditos hipotecarios sin pie.

Para poder realizar la solicitud de esta clase de crédito hipotecario se debe hacer conocimiento de la regulación bancaria estatal. Según lo estipulado, se encuentra completamente inexistente la posibilidad de acceder a dichos servicios de financiamiento totales o que no comprendan de un pie. Pero por ello se creó este segmento.


También te puede interesar: ¿Cómo se puede comprar una casa sin pie en Chile?


¿Cómo trabajan los Créditos hipotecarios sin pie?

Es una financiación del 100% del valor total de un inmueble, donde es expuesta su propia garantía como aval en caso de que no se paguen los préstamos en el plazo acordado. Sin embargo, en Chile esto es algo casi imposible. Generalmente el monto de pie solicitado corresponde al 20% del valor tasado de la vivienda.

No obstante, pueden verse casos en el que pueden disponer de pagar solo el 10% y la entidad hará acotación del otro 90% del precio de la casa o condominio. Este sistema de trabajo es bastante común dentro de las inmobiliarias dentro de todo el territorio. Abriendo así las oportunidades de tener mayor acceso a la obtención de una vivienda propia.

A pesar de que no se encuentra estipulado firmemente en su legislación, existe la posibilidad de recurrir a estos servicios sin mucha complicación. Pero será planteado más adelante.

Razones por la que la mayoría de los créditos comprenden de un “pie”

  • La alta cantidad de riesgo que asume la entidad bancaria a cargo de la proporción de los créditos hipotecarios sin pie.
  • Crear el sentido de responsabilidad por parte de las personas interesadas que llevan a cabo la transacción compra-venta.
  • Reducir la cantidad de probabilidades de la reducción de personas que dejan de cancelar sus cotizaciones comprometidas con el banco.
Créditos hipotecarios sin pie

¡Ven a conocer lo que necesitas para solicitar un crédito hipotecario!

Es un proceso bastante estructurado donde tienes que reunir ciertos recaudos tanto personales, como financieros y legales. Primeramente, el solicitante debe ser mayor de los 18 años de edad, esto incluso se encuentra estipulado en varios requisitos para adquirir créditos hipotecarios sin pie.

Además, debe cumplir con una identificación y residencia definitiva dentro del territorio nacional, con decentes antecedentes comerciales y sin presentar deudas. Asimismo, deberás corroborar tu independencia con 1 año de antigüedad de trabajo, lo que se lleva a cabo mediante inicio de actividades laborales o una valoración de tus ingresos mensuales.

Recuerda que los primeros beneficiados con esta clase de servicios son aquellos que comprenden de un sueldo fijo. Acotando que, el monto del dividendo a pagar no puede superar el monto del 25% del ingreso “liquido” que obtienes. A su vez, deberás acreditar tu estado civil y lugar de domicilio.

Al mismo tiempo, al elegir la vivienda a financiar se deberá tener demarcada la calificación de eficiencia energética. La última nombrada es la más complicada de cumplir, por tanto, es recomendable que no descartes ninguna de las opciones al momento de la financiación.

¿Cómo puedo financiar una vivienda con créditos hipotecarios sin pie?

La búsqueda de un fondo inicial para el financiamiento puede ser una tarea muchísimo más complicada de lo que parece ser. No obstante, como se ha mencionado con anterioridad existen varias alternativas que pueden resultar un apoyo.

Pide créditos dentro de instituciones financieras

Encuentra instituciones acreditadas para obtener esta clase de instrumentos. Siempre se puede hacer algo más de esfuerzo para lograr el cometido. Con ello puedes suprimir la necesidad de que todo corra por tu propia cuenta, sin embargo, la deuda podría acrecentar.

¡Busca ofertas de créditos directos!

Esta es una elección que corre directamente por parte de las inmobiliarias. En este caso salen ser muchísimo más flexibles que las entidades bancarias conocidas. Además, cuenta con diversos proyectos de financiación que puedes elegir a conveniencia del mismo.

Optar por leasings habitacionales

Una alternativa en la que podrás adquirir los inmuebles a través del contrato de arrendamiento. En general no puede considerarse como uno de los créditos hipotecarios, pero podrás convertirte en propietario al culminar el plazo pactado.

¿Te fue de utilidad este artículo? Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos que te podrían interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de sus políticas.