Leasing habitacional en Chile

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
leasing habitacional1

Índice de contenidos

Una de las formas que existen para poder arrendar con tan solo el compromiso de compra, es mediante un leasing habitacional en Chile. Prácticamente, se trata de un financiamiento a largo plazo que te permite gozar de la vivienda mientras pagas la cantidad de cuotas establecidas en un previo contrato con la empresa.

En este caso, cuando la persona termina de pagar la totalidad de la deuda, es cuando se convierte en propietario de la vivienda. Por lo tanto, representa una de las mayores ventajas con respecto al uso de este sistema de arrendamiento que se da en Chile. En el desarrollo de este artículo conocerás todo lo relacionado con su funcionamiento y características.


También te puede interesar: Todo acerca del Crédito con Aval del Estado


¿Cómo funciona el leasing habitacional para la obtención de una vivienda?

Se trata de una modalidad que está pensada principalmente para aquellas personas que tengan poca capacidad de ahorro y que necesiten adquirir una vivienda. Y es que, su funcionamiento les permite arrendar un inmueble, pero con la condición de que su compromiso en comprarla sea definido por contrato. Las cuotas y periodos para la totalidad del pago dependerán de cada parte involucrada, pero generalmente va entre los 5 y 25 años.

Representa además, una alternativa más que eficiente para los normalmente conocidos como créditos hipotecarios, donde las personas con bajos recursos pueden optar por una vivienda. Técnicamente, consiste en el pago de un dividendo que finalizará con la cancelación de la última cuota establecida, y en este punto, el deudor pasa a ser dueño del inmueble.

Uno de los requisitos fundamentales que se necesitan para poder optar a la obtención de un trámite como este, es que no se posea ningún tipo de deuda.

¿Cuáles son las diferencias entre el leasing habitacional en Chile y el crédito hipotecario?

Muchas personas tienden a confundir la manera en que funciona un crédito hipotecario en comparación a un leasing habitacional. No obstante, cada una presenta diferencias notables, especialmente en la accesibilidad. Por tal motivo, nos encargaremos de describirte lo más resaltable entre cada uno de estos conceptos.

Titularidad

Para el crédito hipotecario, la vivienda o el inmueble ya pasa a manos del deudor, que tendrá que finalizar el pago de las cuotas. En el caso del leasing, todo sigue siendo de la empresa que aprobó el trámite.

Cancelación del pago

Si una persona detiene el pago de cuotas, o no está en la capacidad de pagar, la institución crediticia está en potestad de iniciar un procedimiento judicial en su contra. Esto se hace con el objetivo de poder cobrar la acreencia.

Por el contrario, para el leasing, la institución tiene la capacidad de solicitar el retorno inmediato del inmueble, lo cual va acompañado de una terminación estricta del contrato estipulado.

Duración de las cuotas

En este caso, el crédito hipotecario tiene la ventaja de ofrecer una mayor duración en cuanto al pago de la totalidad de las cuotas. La misma, se puede extender hasta los 30 años, dándole un gran margen de maniobra al deudor para poder cancelar la deuda.

Sin embargo, para el leasing habitacional en Chile, la duración de las cuotas no sobrepasa los 25 años. Pero, tiene la facilidad de que su obtención es más accesible y sencilla para las personas.

Conoce los requisitos más importantes para poder optar por un leasing habitacional en el país de Chile

Como todo trámite, es necesaria la consignación de una serie de documentos que permitirán la aprobación del crédito o préstamo. La dificultad de los mismos, así como su evaluación, dependerán exclusivamente de las instituciones financieras, que se encargan de plasmar su sello en cada operación.

No obstante, generalmente existen una serie de documentos y datos que siempre se solicitan y son de vital importancia. Para que estés lo más prevenido posible, te describiremos los más importantes para adquirir un leasing habitacional en Chile.

  • Ser naturalmente chileno, o en su defecto, extranjero con permanencia definitiva.
  • Comprender una edad entre los 18 y 65 años.
  • Aclarar que la fuente de ingresos es constante.
  • Consignar una renta líquida familiar que sea igual a 4 veces la cuota de pago mensual.
  • Los antecedentes comerciales y personales juegan un papel clave en la reputación.
  • Presentar una antigüedad laboral de más de un año de duración.

Además, también es necesaria la consignación de una serie de documentos que se relacionan especialmente a la información personal de la persona. A partir de dichos datos se podrá realizar una mejor evaluación para así poder obtener el leasing.

  • Documento de identidad del solicitante y de su pareja.
  • Certificado del matrimonio o en su defecto, declaración jurada de soltería.
  • Presentar los comprobantes de los tres recibos últimos del arriendo.

Estas son las ventajas y desventajas del leasing habitacional en Chile

Como todo procedimiento en la que se busca la adquisición de un inmueble, el leasing presenta tanto sus pros como sus contras. Sin embargo, en líneas generales, se trata de un trámite que ayuda más que nada a que las personas con poca capacidad de ahorro puedan obtener una vivienda.

Leasing habitacional en Chile

Tan solo esta, es una de las grandes ventajas que posee, siendo la accesibilidad lo que pocas empresas poseen. No obstante, te destacaremos otro tipo de beneficios que le proporciona al usuario.

Ventajas

  • Con respecto al crédito hipotecario, los requisitos son más sencillos de conseguir y de presentar, sobretodo en cuanto al monto necesario para la solicitud.
  • Tiene la posibilidad de pagar en forma de prepago, que es mucho más accesible para personas jóvenes con poco margen de ahorros.
  • Para el pago de los diferentes servicios básicos, tales como el arriendo o los seguros, una parte es pagada por el subsidio leasing.

Desventajas

  • En términos de titularidad, el inmueble sigue estando a nombre de la empresa que otorga el leasing. Para cambiarlo, es necesario que el deudor cancele la totalidad de las cuotas para así ser propietario de la vivienda.
  • Una de las desventajas que posee el leasing habitacional en Chile es que los intereses pueden llegar a ser más altos que los del crédito hipotecario.
¿Te fue de utilidad este artículo? Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos que te podrían interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de sus políticas.