Mutuaria: todo lo que debes saber al respecto

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
mutuaria

Índice de contenidos

Una de las instituciones que ha venido creciendo en cuanto a la oferta de créditos hipotecarios es una mutuaria, cuyos procesos de diferencian en gran medida de los bancos. Por lo tanto, representa una alternativa más para la solicitud de préstamos con respecto a otro tipo de instituciones financieras tradicionales.

Hoy en día, ya no solo contamos con los procesos tradicionales de los bancos, sino que tenemos a la mano una gran cantidad de opciones para cualquier trámite financiero. Al final, cada uno buscará adaptarse a nuestras necesidades de la mejor manera para que adquiramos sus servicios, siempre presentando y aceptando sus condiciones de préstamo.


También te puede interesar: Esta es la mejor manera de ahorrar para una casa


¿Conoces el significado de este tipo de empresas? Entérate aquí

Son instituciones financieras que guardan relación con las compañías de seguros, y es el motivo por las que presentan batalla en el mercado inmobiliario ante otras entidades del mismo tipo. Por lo tanto, son alternativas más que confiables y eficientes al momento de solicitar un crédito hipotecario.

Podría decirse que trabajan en conjunto con una compañía de seguros, dado que los fondos para los créditos se toman de sus rentas vitalicias. En este sentido, se encargan de financiar y de entregar préstamos hipotecarios que producen dividendos que se entregan a la persona que obtuvo la renta vitalicia.

En líneas generales, funcionan como un sistema de feedback que permite darle una mayor cantidad de beneficios al solicitante, presentando por lo tanto una oferta más atractiva. Es por tal motivo que en los últimos tiempos ha sido considerada la opción principal de muchas personas para la solicitud de créditos hipotecarios.

Todo se debe a que la manera de sus procedimientos es totalmente diferente a lo tradicional de los bancos, permitiendo que las personas lo tomen en cuenta.

Ahora bien, definamos la diferencia entre una mutuaria y un banco

Debemos tener siempre en cuenta que las mutuarias no son en lo absoluto un banco. Estas instituciones trabajan, como se dijo previamente, en conjunto con las compañías de seguros a partir de las rentas vitalicias de estas.

Es tan solo una de las tantas diferencias destacables entre ambos tipos de instituciones, que al final lo que buscan es darle un apoyo económico más accesible a las personas. A continuación te remarcaremos los factores que difieren los dos tipos de entidades.

  • Para las mutuarias, no es necesario la apertura o solicitud de algún tipo de producto como es en el caso de los bancos donde es obligatorio.
  • En cuanto al registro de la deuda del préstamo, el banco por obligación debe informarla de forma comercial. Por el caso contrario de las mutuarias, no es necesaria su inscripción.
  • Con respecto a las mutuarias, permiten al usuario la solicitud de más de un crédito dado que las deudas no se registran de forma general. La diferencia está en que los bancos constantemente se encuentran intercambiando información para mantenerse actualizado sobre sus clientes.

¿Cómo funcionan este tipo de empresas? ¿Qué papel juegan las compañías de seguros?

Puede que uno de los aspectos que más genere dudas es la relación que existe la mutuaria y una compañía de seguros en la aprobación de créditos hipotecarios. Al final, se trata de una retroalimentación que existe entre ambas instituciones para aportar los máximos beneficios a los involucrados.

En este caso, la compañía de seguros se encarga de enviar el dinero del fondo de las rentas vitalicias hacia la mutuaria. Posteriormente, esta última se encargará de administrar los recursos bien sea para el financiamiento de viviendas o la aprobación de créditos hipotecarios.

Cualquiera de las dos, representará una inversión a largo plazo que constantemente generará dividendos de forma mensual. Los pagos de estos son transferidos directamente a la persona que en su momento obtuvo una renta vitalicia.

Y así, es como el dinero termina volviendo desde donde se tomó para terminar con el proceso de retroalimentación. Todo, además, sin la necesidad de adquirir ningún tipo de producto tal como cuentas o tarjetas de crédito, cuyos trámites pueden llegar a ser engorrosos.

Conoce las ventajas y desventajas de optar por este tipo de empresas

mutuaria1

Al final se trata de tu decisión, por lo que es importante tener todos los aspectos en cuenta, y más si se trata de la solicitud de créditos hipotecarios.

Ventajas

  • La deuda obtenida no se verá reflejada en ningún tipo de registro comercial o fiscal, permitiéndote solicitar otro crédito.
  • En relación a los procesos de trámites de una mutuaria, son mucho menos engorrosos en comparación a los bancos.
  • Gracias a su relación con las aseguradoras, tenemos la opción de adquirir seguros por precios más bajos conectados al préstamo.

Desventajas

  • Una de las desventajas es que las tasas de interés tienden a ser más alta que la de un banco.
  • Por otro lado, una mutuaria no otorga en ningún caso el 100% del financiamiento de un crédito hipotecario.
¿Te fue de utilidad este artículo? Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos que te podrían interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de sus políticas.