Postular un crédito hipotecario: ¿qué necesito?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
credito hipotecario

Índice de contenidos

Muchas veces necesitamos de una reforma en nuestra vivienda, o de la ampliación de un local comercial pero puede darse la situación de que no dispongamos de los fondos necesarios. Ante esta problemática, podemos optar por postular un crédito hipotecario que nos permitirá obtener un financiamiento de hasta 90% para empezar con cualquier tipo de trámite relacionado a un inmueble.

Si bien es cierto que la tasa de interés variará dependiendo de la entidad financiera con la que solicitemos el préstamo, generalmente los plazos son bastante accesibles. En el desarrollo de este artículo conocerás todo lo necesario para que puedas postularte y obtener un crédito hipotecario.


También te puede interesar: ¿Cómo puedo postular a un subsidio para comprar una casa?


¿Qué se entiende por crédito hipotecario? Conoce todo al respecto

No es más que un préstamo de dinero que realiza una institución financiera (previamente autorizada por la ley) a una persona para cualquier tipo de trámite relacionado a un inmueble. En este sentido, es un crédito que puede ser utilizado para la compra, reforma, ampliación, remodelación o construcción de una vivienda o de un local comercial.

Al tratarse de un crédito, el usuario debe comprometerse a pagar la totalidad del préstamo en una cantidad de cuotas establecidas con la misma entidad. Asimismo, los intereses irán dentro del monto que deberá cancelar tras finalizar el periodo establecido.

Se debe tener en cuenta que generalmente en este tipo de préstamos se encuentra una clausula de garantía hipotecaria. Dicha condición establece que, en el caso de que el deudor no sea capaz de cancelar las cuotas establecidas, el acreedor tiene la potestad de quedarse con el bien hipotecado.

Es por eso que para la solicitud de este tipo de créditos, es necesario tener una cantidad considerable de ingresos al mes que permitan el pago de las cuotas.

Postular un crédito hipotecario: ¿cómo funciona?

Primeramente, para solicitarlo es preciso acudir a una institución financiera que se encuentre avalada por la ley, aunque no todas otorguen créditos hipotecarios. En el caso de Chile, generalmente son los bancos así como las mutuarias las entidades encargadas de ofrecer préstamos de tal tipo.

Una vez que el usuario haya entregado toda la documentación solicitada por la entidad bancaria, tanto personal como del inmueble, esta misma entrará en un proceso de evaluación. Dicha etapa se conoce como el análisis de riesgos, donde se toma en cuenta los antecedentes financieros de la persona y de las características de la vivienda.

En el caso de ser aceptado el préstamo, la entidad financiera procederá con la entrega del dinero de manera directa al vendedor. Esto quiere decir que el solicitante no tiene ningún contacto con el crédito, por lo que solamente tendrá que pagar las cuotas preestablecidas.

Conozcamos cuáles son los requisitos que se solicitan para un crédito hipotecario

Es importante que para postular un crédito hipotecario, la persona debe presentar cada uno de los documentos solicitados por la institución financiera. Esto se debe a que dicha información pasará por un análisis de riesgo que determinará la aprobación o no del préstamo.

Asimismo, es importante tener en cuenta que dichos documentos variarán en función de la institución financiera, por lo que no siempre serán los mismos. Sin embargo, si es posible mencionar algunos de los más generales, que son:

  • Mínimo de edad de 18 años.
  • Que sea chileno o extranjero con permanencia definitiva.
  • Consignar un antecedente comercial con balance positivo, sin ninguna deuda.
  • Tener una base de ahorros para el pago inicial dado que el banco solo financia el 80%.
  • En ocasiones se solicita un mínimo de 6 meses de antigüedad laboral.
  • El pago de las cuotas debe ser menos del 25% de los ingresos del usuario.
  • Presentar documento de identidad nacional vigente y comprobante domiciliario.

Luego de que el préstamo sea evaluado y aceptado, se procederá a darle el valor al inmueble para que el usuario pueda continuar con el trámite de compra. A partir de aquí, es necesario que presente el contrato de la compraventa así como el documento que le permitirá inscribir el inmueble ante las autoridades.

¿Cuáles son los intereses que se pueden producir en un préstamo hipotecario?

Los intereses son una parte importante de cualquier tipo de préstamo financiero que realice una institución financiera o bancaria. El porcentaje, así como las cuotas, se definen previamente en el análisis y la aprobación del crédito.

En el caso de postular un crédito hipotecario, generalmente se presentan dos tipos de intereses que ofrecen los bancos, que son:

  • Intereses fijos: es una tasa que se establece durante la conformación del contrato del crédito. La misma se caracteriza por permanecer invariable durante toda la duración del financiamiento.
  • Intereses mixtos: se caracteriza por presentar un porcentaje fijo durante los primeros años, pero tiende a variar la tasa por el periodo de tiempo restante.

¿Cómo es el proceso de la solicitud de un préstamo hipotecario?

Al momento de que el usuario empieza por postular un crédito hipotecario, pasa por una serie de procedimientos que marcarán su aprobación.

Pre aprobación del préstamo

En esta etapa se aplica el análisis de riesgo en base a la documentación presentada por el solicitante sobre su sueldo, sus bienes y sus deudas.

Designación del plan

A continuación, comienza la elección del inmueble donde diferentes factores jugarán papeles importantes, tal como la ubicación o la cercanía de servicios públicos.

Reserva

Se trata de un proceso donde el usuario debe buscar información sobre los métodos de pago y las cuotas establecidas, así como los montos y los periodos de tiempo. Asimismo, debe ser capaz de realizar un pago adelantado que servirá de garantía.

Promesa de compraventa

credito hipotecario1

Es un contrato que garantiza el acuerdo que existe entre el comprador y el vendedor para realizar la compraventa del inmueble.

Elaboración de escrituras

La institución prestamista se encargará de evaluar los títulos así como la evaluación de la tasa final de la vivienda para redactar las escrituras.

Inscripción del inmueble

Como último paso, luego de postular para un crédito hipotecario, la persona debe firmar la escritura en una notaría para remitirla al Conservador de Bienes Raíces. Esto se realiza con el objetivo de inscribir la vivienda a su nombre y obtener el título.

¿Te fue de utilidad este artículo? Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos que te podrían interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de sus políticas.